jueves, 8 de marzo de 2007

TEATRO DEAKí: "Un día cualquiera en la clase de..."

... los ADOLESCENTES:

Poco a poco vamos llegando todos. La mitad de los chicos estamos a las seis y cuarto, si bien la mitad de las chicas ya estaba antes porque estaban estudiando en la biblioteca.
El taller empieza a las 18:30. Saskia nos dice que vayamos entrando en el salón de actos mientras ella se fuma fuera un cigarrito (aunque lo está dejando, bien por ella). Cuando subimos al escenario, el piano de cola está en todo el medio, porque antes de nosotros está la clase de piano, y nos lo dejan de cualquier manera... Menos mal que somos unos jóvenes aguerridos y empujamos semana tras semana el piano al rincón izquierdo del escenario, todas las veces que hagan falta.
Mientras llega Saskia para empezar el calentamiento, en el Salón se suceden cantos, bailes y persecuciones, amén de batallas por la Tierra Media.
La música de fondo la ponde Saskia en un reproductor de CDs a la derecha del escenario. Normalmente calentamos con alguna canción de Enigma, o con la que más escuchamos a lo largo del curso: "With or without you", de U2.
Hacemos unas improvisaciones mezclando estados de ánimo con otros conceptos como sentidos, palabras, movimientos...
Y nos ponemos a montar nuestra particular adaptación sintetizada de "Romeo y Julieta".
Muchas veces los ensayos se ven interrumpidos por las bromas contínuas de los muchachos. Eso suele retrasar, aunque ya sólo nos falta por concretar los movimientos y los matices en las interpretaciones, además del vestuario y el austero atrezzo que nos ayudará a recrear la orgullosa ciudad de Verona.
Cuando la sesión de los adolescentes termina, comienza la de los adultos.

...los ADULTOS:

A las 8 de la tarde llegan las actrices más puntuales. Hay un momento de relajo mientras llega toda la gente. En ese rato nos contamos lo que hemos hecho durante los días que hemos estado sin vernos. Poco después comienza el precalentamiento, importante para trabajar.
Para olvidarnos del mundo que hay más allá del escenario y centrarnos en lo que estamos haciendo en ese preciso momento, hacemos algún ejercicio en forma de juego, que generalmente suele consistir en practicar con coordinación nuestro arte de emergencias que es la Improvisación. De estos juegos siempre salen cosas muy interesantes, y además divertidísimas en muchos casos.
La segunda mitad de la sesión la utilizamos para preparar el montaje escénico que estemos montando. Ahora mismo estamos metidos "Detrás de Bambalinas", y nos da tiempo a ensayar 2 escenitas enteras cada vez. A veces, algunas de mis compañeras aprovechan el tiempo en el que otras están en su escena para ensayar el texto de su cuadro donde no molesten, en el vestíbulo del Centro Cultural.
Cuando hemos terminado y nos sobra un poco de tiempo hasta las 22, a veces nos tumbamos a lo largo de todo el escenario y nos relajamos meditando con "música aleatoria", que es como llama Saskia a esa música en la que se oyen las olas del mar besando espumosamente los acantilados, mientras las gaviotas planean en el aire y una ballena canta al corazón.
Otras veces no tenemos tanto tiempo y el conserje nos echa a la calle.
A la salida del Centro, se produce otro momento de relajo, similar al del inicio de la clase, en el que se recuerdan citas, se reparten cariñitos y se trata algún asunto que no correspondiese tratar durante la sesión.
Unos besos y hasta pronto.

Toda la información del
Teatro Deakí
en
http://teatrodeaki.spaces.live.com

1 comentario:

moi dijo...

aguerrido? el mar besando espumosamente a los acantilados? una ballena que canta al corazón?
Definitivamente...